Buscar
  • Tradoctas

La conquista del sufragio femenino fue un trabajo colectivo


La conquista del sufragio femenino fue un trabajo colectivo


La tradición de la lucha feminista por los derechos cívicos de las mujeres argentinas construyó la antesala a la emergencia de la Ley 13.010 hacia 1947, que toma como protagonista no solo a las mujeres sino también a la figura de Eva Duarte.


En este sentido, Evita participó activamente en el tratamiento del proyecto de ley que el oficialismo presentó a favor del sufragio femenino. Según explica la historiadora Dora Barrancos, la por entonces primera dama visitó sindicatos y fábricas nutridas de mujeres para agitar por el derecho a votar, las movilizó a la Plaza del Congreso en apoyo de la medida, y las acom­pañó sentada en el palco de los debates hasta la sanción el 9 de septiembre. Cuando se obtuvo la promulgación de la Ley 13.010, habló para una multitud desde el balcón de la Casa Rosada.


Como antecedentes militantes por la causa, desde 1918 distintas activistas habían impulsado el debate en la sociedad. El Partido Feminista Nacional, fundado por Julieta Lanteri, fue el único partido feminista con fines electoralistas de la Argentina. También en el mismo año, tuvo lugar la experiencia multipartidaria de la Asociación Pro Derechos de la Mujer presidida por Elvira Rawson. Hacia la década de los 30, las mujeres lograron mayor participación dentro de los partidos políticos y comienzaron a organizarse para reclamar por sus derechos políticos.


“Feministas eran las de antes”: Alicia, sufragista


Alicia Moreau de Justo nació en 1885 en Londres (Inglaterra). Fue profesora, periodista, médica y política. Llegó a la Argentina a los 6 años de edad. Su padre, Armand Moreau, fue un librepensador francés que participó en la Comuna de París. Años más tarde se vio obligado a trasladarse al exilio.


En el contexto de la primera oleada inmigratoria de Europa a la Argentina, su familia llegó a Buenos Aires y fundó una librería. A partir de allí comenzaron a establecer vínculos con socialistas ya instalades en el país. Alicia acompañaba a su padre a las reuniones y eventos.


Se consagró como la segunda médica del país, luego de la graduación de Cecilia Grierson. Recibida con Diploma de Honor, realizó su tesis sobre ginecología. En sus prácticas médicas conoció las necesidades de trabajadoras sexuales y mujeres de sectores económicos vulnerables con enfermedades venéreas, lo que hizo que se especializara en esta rama de la medicina.


Militó por la regulación del trabajo infantil y de las mujeres, por la creación de jardines maternales, por el voto femenino, y cuestionó el matrimonio en su temprana juventud. También participó en la fundación de la Asociación Internacional de Mujeres Médicas y de la Unión Feminista Nacional. Si bien el voto femenino se sancionó en 1947, ella fue una de las pioneras en el país en pronunciarse a favor.


¿Cómo traducirías "mujeres legisladoras" al inglés?


Cuando hacíamos la revisión final de la traducción del Informe de ELA “Sexo y Poder. ¿Quién manda en la Argentina?”, nos topamos con la traducción de "mujeres legisladoras" como "female legislators"… Se nos prendieron todas las alarmas.


Si bien “female legislators” es una construcción correcta desde el punto de vista gramatical, puesto que “female” funciona como adjetivo, no es inclusiva. ¿El motivo? “Female” refiere al sexo en cualquier especie, mientras que “woman” define específicamente a una mujer humana. Reducirlas a su capacidad reproductiva es biologicista y deshumaniza, además de que excluye a mujeres que no pueden gestar.


2 visualizaciones0 comentarios