top of page
Buscar
  • Foto del escritorTradoctas

¿#NiUnaMenos o #NiUnxMenos? El lenguaje no binario como derecho humano



Comencemos con un poco de historia: entre 1947 y 1962, la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de las Naciones Unidas se centró en establecer normas y formular convenciones internacionales que cambiaran las leyes discriminatorias y aumentaran la sensibilización mundial sobre las cuestiones de la mujer.


En sus aportaciones a la redacción de la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Comisión defendió con éxito la necesidad de suprimir las referencias a “los hombres” como sinónimo de la humanidad, y logró incorporar un lenguaje nuevo y más inclusivo.


Cuando estamos en la tarea de realizar una traducción, la reflexión acerca de qué tipo de tratamiento debemos darle al lenguaje, en clave de género, no es una preocupación menor. Las distintas formas de generar una ruptura del masculino genérico vienen a incomodar la lengua, a representar en ella y en la fluidez de las expresiones, no siempre estancas ni uniformes, la diversidad de los géneros.


Hace algunos días, en el aniversario de la campaña #NiUnaMenos, se repitió la convocatoria en el Congreso que nació hace 8 años al calor del grito hermanado por justicia por las mujeres asesinadas en femicidios. Sin embargo, en 2023, el transfeminismo no dejó de estar presente en la movilización: el reclamo por la aparición con vida de Tehuel, un chico trans que no volvió a su casa luego de asistir a una entrevista laboral, la urgencia por pensar en clave interseccional el cruce entre trabajos de cuidado en la informalidad y racismo, el pedido por la reparación histórica para travestis y trans que han sufrido violencias estructurales desde su juventud más temprana, nos obligan a detenernos a pensar: ¿qué consigna estamos levantando? ¿Cómo narramos la diversidad y pluralidad de formas de habitar los feminismos?


Por supuesto, esto también aplica a nuestro trabajo. En Tradoctas, a la hora de comunicar, consideramos que el lenguaje no binario debe agregarse cuando el discurso "lo pida" de acuerdo a su contexto, pero no necesariamente de modo uniforme. Esto puede suponer un trabajo más desprolijo que si estableciéramos una única norma, pero no por esto es inconsciente o descuidado. Y explico los motivos.


Si un texto, en su totalidad, hablase en todos los casos con masculino genérico, hay un mensaje que no reflejaremos si elegimos omitirlo. Si, por ejemplo, optáramos por hacer desdoblamiento de género como "los niños y las niñas" o "los niños y las niñas podrán trabajar como voluntarios y voluntarias según ellos y ellas lo decidan" recargaríamos el texto porque se repite un mensaje que con una sola vez que se diga, marca algo distinto.


Por eso, siempre contemplamos todas las alternativas que, a criterio del equipo, expresen la pluralidad de géneros en cada caso sin que esto suponga una única regla homogénea.

1 visualización0 comentarios

Kommentare


bottom of page