Buscar
  • Tradoctas

Parto respetado: ¿una realidad cotidiana?



Hoy les contamos un poco sobre las experiencias de parto de las socias de Tradoctas. Lía y María Leticia dieron a luz en 2015 y 2012, respectivamente. En ese entonces, aún no se conocían.


En sus palabras, María Leticia tuvo “un embarazo gentil y un parto sencillo”, pero reconoce que el equipo que la acompañaba no le brindó el apoyo necesario para sentirse cómoda en la sala de partos. Tuvo que escuchar algunos comentarios fuera de lugar y, lo más traumático para ella, sufrir una episiotomía para la que no le habían pedido autorización.


En el caso de Lía, su experiencia fue “la de un embarazo relajado y muy feliz”, pero la experiencia del parto se vio afectada cuando, si bien el equipo le decía que iba todo bien, la partera influyó para que el obstetra le practicara una episiotomía. Según manifiesta, “tuve que aceptar en el momento algo que quizás, con más acompañamiento y menos apuros, no hubiese elegido”.


El activismo de Nicole Quinteros


Según UNICEF, el parto respetado implica generar un espacio de nacimiento en el que sean protagonistas los derechos de las personas gestantes, los niños y niñas y sus familias. A través de este concepto, se promueve el respeto a las particularidades de cada familia (como etnia, religión, nacionalidad), acompañándolas a través de la toma de decisiones seguras e informadas.


La abogada Nicole Quinteros, activista feminista y agente en el Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia del gobierno de la provincia de Buenos Aires, brinda talleres sobre violencia obstétrica y parto respetado desde una perspectiva legal y psicológica, junto a la consultora Valeria Bronstain. Su objetivo es brindar herramientas e información para que no se vulneren derechos en el momento del nacimiento, así como también visibilizar la importancia de la salud mental durante el embarazo, parto y posparto.


Además, Quinteros comparte información feminista desde una perspectiva legal en su cuenta de Instagram. Habla de temas como maternidad, infancias, estereotipos de género, embarazo y violencias.


Salud reproductiva: el trabajo de Planned Parenthood en Estados Unidos


Planned Parenthood es un proveedor de servicios de salud reproductiva de Estados Unidos. Se fundó en 1916, con el objetivo de facilitar información y cuidados a personas gestantes. Según la empresa, una de cada cinco mujeres estadounidenses ha elegido a Planned Parenthood por lo menos una vez en su vida.


En el país del Norte, el sistema de salud es complejo ya que la sanidad no está garantizada al 100% de forma pública como en Argentina. La mitad de la población tiene seguro médico por su trabajo, por lo que si te despiden perdés, también, tu cobertura de salud. En este contexto, el trabajo de Planned Parenthood se destaca por ser una clínica privada especializada en asistencia a personas gestantes. Cumple, además, una función muy importante como proveedor de educación sexual en el país.


Entre sus servicios, facilita el acceso a interrupciones voluntarias del embarazo, métodos anticonceptivos, servicios vinculados a VIH, atención especializada para población LGBTIA, tratamiento de ETS y servicios relacionados a embarazo y parto.


En Argentina, la realidad es otra. Además de las leyes de Educación Sexual Integral (2006) e IVE (2020), la ley Nº 25.929 de 2004 garantiza el parto respetado para todas las personas gestantes. Esto incluye el respeto por los tiempos de cada une, que no te discrimen, que se respete tu identidad, elegir al personal médico que te acompañará durante el trabajo de parto y posparto, que el bebé esté en una cuna a tu lado y recibir toda la información necesaria sobre tu estado y la evolución del parto y del bebé.


Imagen de portada: Freepik


0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo